martes, 24 de mayo de 2016

Me despido del colegio con una sonrisa :)


Hola a tod@s,

Como os habréis dado cuenta, ya estamos a finales de mayo. ¡Que rápido pasa el tiempo! Esto significa para algunos que las vacaciones de verano ya se acercan, pero para mí tiene un significado diferente. Y es que ya termino mis prácticas en el cole. ¡No me lo puedo creer!

Comencé en octubre del año pasado con muchas ganas de ver cómo funcionaba una clase y cómo sería mi futuro trabajo, pero no me podía ni imaginar lo bien que me iba a ir. ¡Que clases!

El primer período de prácticas lo pasé con los dos cursos de tercero y ¡aprendí muchísimo! Tardé un poco en reconocer todos los nombres pero, con tiempo, lo conseguí, y he llegado a conocer a niñ@s muy simpátic@s, inteligentes, imaginativ@s, dicharacher@s y llenos de vida y alegría, que tienen mil historias que contar de cada tema que vemos en clase y que no se cansan de levantar la mano cada vez que se les pregunta.

En el segundo período de prácticas, además de seguir con los dos terceros, comencé mi aventura en los primeros y los sextos con la asignatura de inglés. ¡Ha sido igualmente enriquecedor e interesante! Aunque me temo que no he llegado a aprenderme todos los nombres esta vez. En estas clase, he conocido a chicos y chicas ilusionados, alegres, trabajadores y fiesteros a partes iguales, cariñosos y amantes del parloteo.

En este tiempo, he podido darme cuenta de lo diferente que es dar clase en primero, tercero y sexto, y de la capacidad de adaptación que tienen que tener l@s maestr@s. Además, ha sido sin duda en este año cuando verdaderamente he empezado a saber cuál es el trabajo de un maestr@, cómo desenvolverme en clase y adaptarme al momento.

Ahora, quiero agradecerle a Adela el tiempo que he pasado con ella, he aprendido muchísimas cosas. He visto como funciona una clase de inglés en niveles tan dispares como son los primeros y los sextos, también me he dado cuenta de la paciencia necesaria en cada clase y de lo gratificante que es trabajar con niñ@s. ¡Sin duda ha sido una experiencia enriquecedora!

 Y por último, tengo que decir que todo esto habría sido muy distinto sin mi fantástica tutora, Yolanda. Nunca habría aprendido tanto sin ella. Desde el primer día me abrió las puertas de su clase como si fuese una maestra más, comentaba conmigo la metodología, la forma de trabajo, las actividades y me explicaba la lógica de sus exámenes. Me ha enseñado cómo trabajar cooperativamente en clase y cómo los alumnos son capaces de dar tanto como les pidas. También he participado por primera vez en actividades internacionales como, por ejemplo, el skype con compañeros italianos y el intercambio de postales con nuestros amigos alemanes. Además, he participado en proyectos dentro del aula como la sesión de STEM o el viaje a la Prehistoria. Sus relajamientos cuando la clase estaba alborotada y sus mil actividades manipulativas me encantaron desde el principio. Gracias por enseñarme que una libreta puede ser mejor que un libro y que un tema de fabricación propia es incluso más valioso que el que te dan hecho. Mil gracias de nuevo por enseñarme, por primera vez en mi vida, cómo se pueden usar las TIC dentro de clase. En mis años de facultad era un poco reacia a la idea de que los alumn@s trabajasen con el ordenador... Pero ¡tú me has demostrado que sí se puede! En definitiva, he aprendido contigo todo lo que no me han enseñado en la facultad. Por eso y muchas más cosas, te estoy y estaré siempre eternamente agradecida.

Así que sólo me queda decir ¡GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS POR TODO!

Con cariño,

Aurora V.




2 comentarios:

Yolanda Egea dijo...

Gracias Aurora por todo el esfuerzo y dedicación que has puesto cada día en cada clase. Sin duda Adela y yo hemos estado encantada de tenerte como docente "en prácticas" con nosotros. Estoy segura que vas a tener mucha suerte en el futuro por tu buena disposición y buen hacer. ¿Los más afortunados? Tus propios alumnos y los compañeros que encuentres en tu camino que sigan una línea metodológica compartida. Como bien digo siempre: "Los niños no son números ni soldaditos"... "Los niños son todo un mundo interior que hemos de cultivar con cada una de sus cualidades".
Mucha suerte en todo :-)

Cristóbal Lozano dijo...

Qué par de maestras de inglés! Ya quisiéramos muchos haber tenido a gente como vosotras en nuestra época escolar. Good luck, Aurora!